viernes, julio 20, 2007

Being Anna Wintour


Un estilo de vestir que ha impregnado la moda y una actitud: la elegancia. Un estilo muy cotizado por muchos diseñadores y, casualidad, el look de la todopoderosa custodia de Vogue: Anna Wintour quien ha profesionalizado su imagen convirtiéndola en tendencia. Hace unos años Gucci inspiró su campaña en su corte de pelo, Devil Wears Prada ha sido un tributo a la más odiada y temida del mundo editorial y de la moda. El estilo de Anna Wintour ha sido la “última” inspiración para una rotunda Carine Roitfeld que ha exagerado su estilo hasta convertirse en su contraria víctima de la moda, tirana de las tendencias, caricaturesca en la forma y siempre aunando un savoir faire ecléctico en pos de la elegancia. Pero Carine ha decidido rendirla un particular homenaje, piel a grandes rasgos en el reportaje, su color y estilo de pelo, sus incondicionales gafas de sol, faldas a la rodilla y stilettos. ¿Homenaje o Crítica? Aunque la opción de editorial fácil también está vigente…


El reportaje está plagado de guiños y es que parece que se llevan las editoriales con humor a juzgar por lo que estamos viendo estos días pero, entre los guiños absolutamente reconocibles, Carine Roitfeld ha escogido compaginar la crítica-sátira-¿homenaje? con el estilo de la temporada cubriendo la editorial con prendas de rabiosa actualidad y, bueno… Faldas plisadas a la rodilla con chaquetones de piel y camisetas lisas con detalles en el falso escote o con lazadas a la cintura o blusas vintage. Wintour se ha decidido por un estilo muy neoyorkino y Carine ha combinado esa seriedad de Anna con el estilo 40´s que tantas pasarelas ha conquistado este otoño invierno.


Un estilo americano y actual al mismo tiempo amparado en Oscar De La Renta, Armani, Carolina Herrera, Manolo, Jimmy Choo, accesorios LV, prendas de Marc Jacobs y, Chanel o Valentino. Para la noche escoge vestidos rectos con flores estampadas o, diseños largos con drapeados y caída en seda salvaje. Sus marcas de cabecera para la noche son Chanel y Dior, las maisons por excelencia y, para actos solemnes como los catwalk o los photoshoots prefiere escoger el American Style, faldas a la rodilla con pliegues o estampadas, camisetas ceñidas con lazadas o con escote redondo, o blusas con manga farol. Los trajes Chanel en tweed con el clásico ribete en piel y perlas son su perdición junto con stilettos o sandalias y, guantes. Austera en las joyas y en los complementos excepto, obviamente, sus maxigafas selladas siempre por las mejores marcas de moda. Este año la pasarela se ha teñido de pieles, del espíritu de la Wintour y de faldas a la rodilla además de los estampados neoyorkinos por excelencia.


Los abrigos apasionan a Anna Wintour, y este año puede escoger entre abrigos brocados de Cavalli, De La Renta o CH; adamascados de La Perla o en chinchilla de Prada. Chaquetones de Fendi en piel y pelo, abrigos de colores de Dior, piel en estolas de Armani… Las maxigafas se han convertido en tendencia y todas las chicas it temen el carácter de Nuclear Wintour como también ha sido apodada. Pero yo no creo que ella se merezca esto, de hecho, su rivalidad con Roitfeld siempre ha estado patente y no lo va a dejar de estar tras este reportaje que aunque no la caricaturiza es fácilmente reconocible y tampoco pone punto y final a una Guerra Fría. Wintour es frágil y Roitfeld es una diva pero al final ella es la que tiene un film, un libro y tantas apariciones y amigos como enemigos y, de ambos tiene profusión. Carine siempre se ha contado entre sus enemigos y ésta editorial confirma las sospechas, no es un homenaje porque más bien tiene un sin sabor de crítica. ¿Contestará la audaz Wintour con un reportaje al contrario?


Inconformista Anna y muy perfeccionista ante todo es la editora de Vogue USA. Muy habitual es verla en el Front Row cruzada de brazos y forzando el gesto esperando a una (In)competente ayudante en busca del Perrier perdido. En este caso Anna luce su inseparable reloj de muñeca, porque ya se sabe que es mítico que no pasa más de cuarto de hora en una fiesta y un collar de cuentas en tonos rojizos con tee a juego. El abrigo es, por supuesto, de piel y es que ella les luce a cientos pero en este caso, entre otros tenemos a Anna Wintour con un toque de maquillaje muy ligero como en Vogue gusta en los tonos mate de Pat McGraw.


Este es uno de los looks estrella de Anna, primero lleva la indiscutible chaqueta Chanel bordada, rematada, deshilachada y con costuras impecables que ha convertido en su sello y como permiso de excedencia respaldada bajo el sello Chanel. Por otro lado luce una falda de raso a la rodilla, of course, en degradé de azules combinada con una cartera de mano y tacón. Estos looks la convierten en un referente de estilo y ejemplifican su savoir faire adecuado a su edad y status.


Muchos de los estilismos del reportaje están sacados directamente del armario de Anna y de los looks que luce en los catwalks porque los vestidos de seda oriental con estampados florales e impresos en un tono brillante son su especialidad en la pasarela parisina y siempre combinados con su perpetua piel, sus gafas de sol y su collar de una hebra alineado a la caja del cuello. A la propia Wintour la hemos podido ver con lienzos plasmados sobre los diseños combinados con estolas de piel oscura o moteada y altos salones.


Este diseño le ha llevado Anna combinado con un abrigo gris que voila! era exacto al de la imagen. La pashmina también se ha encontrado entre sus haberes, y exactamente igual anudada como en una época en la que The Sartorialist reunió fotos de la pashminización tras el viaje improbable de Gwyneth Paltrow al Tíbet en busca del chal it. Las gafas son un complemento, y obsesión de Anna por lo que no es de extrañar que aparezcan con profusión. De hecho, aunque el editorial no declara abiertamente que sea un Wintour icónico el repaso a sus looks es tan obvio como descarado sacando directamente la inspiración de las salidas de Anna.


Pero Carine se ha encontrado con un problema y es que la editorial, muy espectacular entre otras cosas por su simplicidad, elegancia, y naturalidad forzada tiene el problema del plagio. Carine no reproduce el estilismo de Anna si no que sencillamente le plagia y le plasma en una imagen con su esencia. Todos saben y conocen los clichés de Anna: Chanel, De La Renta y Dior como los constituyentes de su armario básico, chaquetones y abrigos de piel para el invierno, botas con falda a la rodilla, estampados de flores, cóctel años 50´s para la noche, maxigafas, pashminas y bufandas de mohair y ante y el eterno stiletto. Pero, inspiración no es copia y, hay despistes o fallos tan grandes cómo diseños que la propia Wintour ha lucido y looks que ha repetido y explotado hasta la saciedad. ¿Ejemplos? A cientos…


El chaquetón tres cuartos en piel gris de Armani que luce Anna en la primera imagen ya le ha lucido en diferentes ocasiones combinado con falda gris a la rodilla o con vestidos estampados. La imagen tiene tal dualidad que las gafas tienen el mismo diseño y, también luce complementos, el reloj, idénticos. Este abrigo gris es uno de los más repetidos en el vestuario de la opulenta Wintour y de hecho, le ha llevado a más de seis catwalks diferentes el de Chanel y el de Oscar de La Renta entre otros y, además se ha dejado fotografiar con él en fiestas privadas y cócteles de Vogue. Un fallo de los grandes.


Tampoco es un secreto que el Kaiser y Anna tienen una conexión muy especial y que ella siempre que puede luce un complemento de Chanel, ya sean gafas o pañuelos o zapatos y, en infinidad de ocasiones ha lucido la Haute Couture del kaiser en las galas del Metropolitan, en eventos relacionados con aniversarios de firmas de moda y en desfiles. Los totally looks de la Haute Couture también la han cubierto en los desfiles de Chanel en los que acude bien abrigada por lo cuellos y puños ribeteados del kaiser y haciendo gala de un despliegue de los trajes de chaqueta del káiser. Nada nuevo Carine, nada nuevo….


La cuarta imagen de “Anna” es de un look en piel de leopardo con detalles de pelo y pashmina. No es exacto el estilo de la editora pero el leopardo se encuentra entre sus estampados favoritos para los abrigos firmados por De la Renta y, nunca ha tenido reparo en las pieles de colores atrevidos como podemos ver en la imagen del abrigo bicolor de piel tornasolada. La pashmina es un complemento que luce con profusión y, las grandes solapas siempre se convierten en pechera como en el editorial.


En la sexta imagen del reportaje podemos ver el look formado por chaqueta y falda tornasolada muy llamativa. La falda también estaba presente en el armario de Anna en tonos verde y con estampados orientales entremezclados con franjas oliva. Cazadora y superposiciones con sandalias trenzadas como en el editorial. También podemos ver cómo la falda de raso a la rodilla es uno de los conjuntos it de la directora de Vogue USA combinado con una camiseta sencilla y un collar de cuentas. E incluso con estampados más arrolladores como los felinos de Prada.


Hablando de prendas y estilismos idénticos podemos ver cómo Wintour ya ha lucido esa chaqueta de astracán bicolor con solapas anchas de pelo en tonos marrones y combina, con un vestido de raso en tonos rojizos con estampado floral y collar de corte redondo a la caja del cuello. ¿Casualidad? Demasiada además teniendo en cuenta que la piel con vestido de raso es una de las combinaciones estrella de Anna podemos ver otro look muy manido.


En la última imagen del editorial podemos ver cómo ¡oh casualidad! el vestido en blanco con detalles geométrico optical art en negro ya le ha llevado Anna y, en tres ocasiones nada menos. El abrigo de piel en tonos gris de pelo amplio vuelve a estar presente en el editorial pero también en el look de Anna, ¿otra casualidad? que le luce con un collar de dos vueltas en tonos púrpura. La pashmina gris anudada al cuello cayendo sobre el look de Anna no es una novedad y, la editora más temida la ha lucido en infinidad de ocasiones.

Carine Roitfeld la ha dedicado el número de agosto a Anna Wintour, y en él ha incluido un reportaje en el que la modelo es Snejana y hace gala de un look no similar, ni siquiera parecido si no una réplica del charme o del savoir faire de Anna Wintour. Pero que el peinado y las sempiternas gafas de sol de Anna estén en un reportaje impregnado del estilo de la directora no la convierte en ella misma si no que es ella, Anna porque los estilismos de Carine son exactamente réplicas de los abrigos de piel de Anna, de las faldas a la rodilla del peculiar diablo, de los Chanel de la editora más temida. Las poses de "Anna" también están copiadas ya que en casi la totalidad de sus imágenes se halla en los asientos del front row...Pero, ¿es esto una editorial? ¿O una lograda copia del look de Anna? Si lugar a dudas, Anna gana la batalla a Carine y, como buena enemiga, siempre gana. ¿Tendremos estilo Roitfeld en Vogue USA? Hagan sus apuestas…

16 comentarios:

La Màs Divina! dijo...

Hola!Bueno, hoy hablar de moda se a puesto bastante difícil...no podemos hablar de moda sin nombrar el "exéntrico" modo "londinense" de vestir de Kate Moss o el concepto de elegancia de Valentino..."algunas" celebrities con tal de llamar la atención hacen usos "extraordinarios" de la moda, donde algunas veces les aciertan, y en otras se asentan como las peores vestidas en revistas británicas...con respecto al denim, puedo decir que es una prenda muy chic, que a veces saca de apuros a alguna mujer pero no la eligiría como un sinónimo de elegancia... hoy, no podemos decir que la moda es subjetiva, ya que en este mismo momento, muchas mujeres mueren por obtener un tweed de Chanel a pesar de que este haya sido reinventado ya hasta el cansancio. Las mismas, hoy caen rendidas por el NOMBRE que por la propuesta...
En este caso, mil veces me quedo con Valentino, una mujer de falda y stilletos nunca erra, este es el caso de Anna Wintour con sus increíbles pieles.
Y por supuesto que el glamour se encuentra día a día en Cool & Chic...
Espero que andes bien!
BeSoS!*

Holly Golightly dijo...

La más divina: es cierto que Anna Witnour ha encontrado un estilo femenino, elegante y adecuado a su edad con el que nunca se equivoca y que la permite combinar el American Style de USA, con la elegancia atemporal y con prendas o accesorios de plena tendencia.

Merci, Cool & Chic es un faro de elegancia en un mar de vulgaridad en el que sólo unas olas de glamour llegan a puerto. Besos

Eduardo dijo...

El lunes llegando a amdrid voy a fnac por esa vogue, dios santo es lo mejor q he visto, snejana ha vuelto interpretando a la wintour tal como sasha a galliano, vogue usa deberia hacer la rebancha utilizando a hilary rhoda, no va a ocurrir pero dios! q buenas editoriales veo ultimamente...

Holly Golightly dijo...

Eduardo: mmm... Te estás perdiendo muchas cosas ;) De todas formas Carine ha tenido fallos muy gordos en el estilismo del reportaje... ¿Cómo poner prendas que ella ha explotado hasta la saciedad? E incluso repetir un abrigo y un vestido que ella ya ha llevado... Mmmmm MUCHOS FALLOS. Besos

rominne dijo...

increible esa vogue... me la voy a pedir urgente.. felicitaciones por tu arduo trabajado de expresar con palabras todo esto.

besos!!

Felisberto Ruiz dijo...

A pesar de que algunas cosas de esas fotos son muy buenas creo q vale la pensa, sin emabrgo, como tu dices si tiene grandes dotes de plagio...Igual y es un homenaje con un gran fondo irónico.

Te invito a checar mi blog en

http://fashionmedia.blogspot.com

Holly Golightly dijo...

Rominne: muchas gracias. El resto de Vogue Fr está estupendo. Besos

Felisberto ruiz: homenaje-plagio-ironía en todos los sentidos. Ahora visito tu blog... Besos

FAUSTO dijo...

Muero por tener esa vogue en las manos. Sobre todo por las fotos que hizo Cindy Sherman en su primera colaboración con vogue.

En cuanto a esta editorial me despierta muchas preguntas.

Yo no creo en esa enemistad entre la Roifeld y Anna. Al final de cuentas las dos Vogues van dirigidas a públicos totalmente distintos aunque parte del mismo mainstream del fashion mundial.

Pocos somos los que leemos las dos y se que lo hacemos porque cada una nos da cosas distintas.

Abrazo hermosa Holly.

mariche dijo...

Holla Holly, quería hacerte una pregunta por si pudieses orientarme. Soy periodista especializada en moda, he trabajado para medios de comunicación como El Mundo, y en diversos showrooms como el de Tommy en Madrid o Victorio & Lucchino, donde ademas de orientar a estilistas gestionamos eventos y apariciones, tengo bastante experiencia y además he realizado estilismos para proyectos del master que han gustado bastante.

El curso próximo, en octubre o así, quiero irme a Londres para perfeccionar ingles y hacer un curso en Saint Martins, pero me gustaría trabajar en moda, sabes que podría realizar con mi experiencia y un inglés intermedio.

Me sería muu util tu ayuda, por favor!!

Un saludo,

Ah y q blog más genial!!!

Mrs. de Winter dijo...

A mí me ha gustado mucho el editorial, y no me parece un fallo que se vea Anna Wintour y no a Snejana. Ya lo hizo con Shasha Pivovarova y John Galliano. No creo que sea un fallo, porque estoy convencida de que es totalmente intencionado que sea así. Es tener a Anna Wintour en tus páginas posando para ti, sin tenerla. Por eso no creo que sea un fallo, creo que es un editorial muy pensado y muy intencionado.

Tampoco pienso que vaya a tener réplica. Wintour, más allá del mito, es muy larga. No habrá réplica, sólo así será ella la única que ha tenido un editorial dedicado como L´Icône en una Vogue. Hacerlo, sería reconocer que cree que Carine está a su altura. Y, lo piense o no, seguro que nunca reconocería tal cosa. No la conozco, pero creo que no habrá un Icône para Carine. Y eso que también sería muy fácil "calcarla", aunque la propia Roitfeld no lo crea.


Besos

srta a dijo...

A mi me ha gustado el editorial, han sabido calcar a Wintour a la perfección! Y se han atrevido, que también es importante. No creo que haya réplica, como dice Mrs. Winter: de este modo sólo así será ella la única que ha tenido un editorial dedicado como L´Icône en una Vogue, y es cierto.
Anna vs Carine... está claro quién sale perdiendo, y eso que este asalto lo propuso ella.
Besitos!!!

Lara dijo...

Pues no creo que se empiecen a picar de esta manera. Cada una sabe muy bien dónde está. No entiendo porque Carine ha hexo este editorial...la verdad es que está muy logrado, de hexo cuando lo vi pensé que era la misma Anna,xo no me cuadraba que estuviera en VOGUE FR!En finn...un editorial muy logrado,xo que como dices puede traer polémica!
Besosss

Holly Golightly dijo...

Fausto: la edición francesa está genial. La enemistad no deja de ser una estrategia publicitaria aunque también es cierto que Carine es un perro salvaje para Anna. Es cierto, ambas son muy diferentes pero por el público al que está dirigido. En USA funciona mejor el "Qué prendas llevar si necesitas dar la fiesta del año" o, "cómo ir elegante a la oficina", "cómo vestir si estás embarazada" y a Carine se le permite lo conceptual. Un cancerbero con todo lo conceptual e imagiantivo y sin límites... Besos

Mariche: con un inglés intermedio no vas a poder desemvolverte. Te recomiendo que practices más el inglés aunque, si se trata de una experiencia única en la que sólo tienes ésta oportunidad arriésgate. Bien sur! Besos

Mrs de winter: es cierto. No es un fallo, no me refería a ese fallo si no a vestir a Snejana-Anna como la propia Wintour con pieles tres cuartos en gris, pashminas y vestidos en optical art sixties que ella ya ha llevado. No, la Wintour no contestará no debe hacerlo porque ella es única. Pero sería un puntazo ver a Carine como cenicienta, a su hijo Vladimir como el malo Rasputín, a Julia como la farsante, que lo es al fin y al cabo, y a Maria Carla como la novia del malo... Mmmmm, tengo que pulirlo pero sería fascinante. Besos

Srta a: sin lugar a dudas pierde Carine. Ella no será una leyenda, Anna lo es. Besos

Lara: exacto. Besos

lluviaschick dijo...

she has style

Holly Golightly dijo...

Lluviaschick: yo diría que ella Es EL Estilo. Besos

ed dijo...

情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品

情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品

情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品