miércoles, enero 24, 2007

Lujo Asiático en CD

La Alta Costura renace y llega de la mano de un genial Galliano que se inspira en el lujo de Oriente y, en Madame Bobary & La Dama De Shangay y en la sofisticación de Oriente. El escenario fue la carpa de Bois de Boulogne que dio paso a los presentes a un petite rincón de sofisticación que recreaba el antiguo Tallier de Monsieur Dior cuando, la Costura era de acceso a las clases privilegiadas, las maniquís permanecían quietas y, la moda era algo tan efímero como chic. Hoy, los asistentes (Anna Wintour maravillosa con un abrigo de cachemir con cuellos de visón, Carine Rotfield con un modernísimo abrigo de cuero; Ivanka Trump que decidió hacerse un moño oversize o, Dita Von Tesee con una bellísima Marisa Berenson…


Uno de los vestidos más impresionantes fue este kimono en tonos amarillos complementado con un abrigo de seda en tonos verde lima. Flores naranjas y detalles vegetales culminan un look de vértigo en el que, el tocado de rafia verde lima dispuesto en forma de pamela es lo más. Mangas melón a lo Balenciaga y cintura marcada por un escote palabra de honor en verde guisante. ¡Perfect! El maquillaje, opulento, recargado y fascinante en el que el rostro empolvado, como ya hemos visto en otros catwalks, cobra protagonismo con unos marcados labios rojos y pómulos rosas…

Maravilloso el vestido en degradé de seda, desde el blanco invernal al carmín violáceo de la caída del diseño. Una chaqueta entallad como podría marcar el New Look de Dior de los 50´s y, lazos de origami en el arte de las telas y la ilustración en la seda más exquisita (paradójicamente, comprada por mí en Londres) realizada con detalles florales en tonos crema con pequeñas aplicaciones carmesí. Volumen en la casaca, plataformas en los zapaos y un recogido teatral a lo 30´s en el cabello. Una imagen que, cualquier geisha podía haber ofrecido en los años 20´s…


Pero los tonos tierra también cobran importancia en un desfile que destaca por, entre otros, la presencia de magníficas telas. Un diseño que recuerda al Galliano geométrico de la anterior Costura con un diseño de corte irregular con escote caja y tirantes Diana que, se cruzan con una espectacular abertura lateral y con un estampado que ondea entre el gris metálico y el negro aséptico en el bajo. Unas plataformas naturales en tonos miel combinan con un impresionante tocado verde entrelazado con un recogido de inspiración kistch. Esta vez, el maquillaje cede el protagonismo a un color con el que pocos contaban para el verano…


Quizá el diseño en el que los accesorios recuerdan al New Look: sombreros de la más fina paja entrelazada y de corte geométrico pero natural. Un kimono en degradé de tonos turquesas de escote irregular y de línea globo. Lazos azul celeste de raso coronan un vestido con toques helénicos combinados con estampados blancos en el bajo y en el escote de corte irregular con pequeños bordados de strass, aplicaciones de lápiz lazuli y puntadas vistas con retales de un vestido de noche diseñado para Eva Perón por Chez Dior… Eugenia Volodina escondió su maravillosa nariz bajo la sombra de la pamela que sólo dejó ver unos discretos labios en tonos nude y una tez blanqueada a base de leche y curas sin sol…


Otro de los diseños más impresionantes es éste vestido capa con volumen en el bajo y el print de la espuma del mar azotando contra un acantilado. Mangas extragrandes y voluminosas como es costumbre entre la Top Class China ( una de las pruebas es servir el té sin derramar nada con las susodichas mangas) y un cuello gola abierta como si de un abanico se tratara en el que la continuación de la línea de los vestidos Delphos de los años 20´s se hizo patente. Galliano se ha convertido en otro genio, y es que Monsieur combinó el negro y el marrón o el azul marino pero John ha combinado con maestría el crema y el blanco invernal de la estética plástica japonesa… Cejas marcadas, tez pálida, plataformas en tonos grises metálicos y con tacones distribuidos como hizo Ferragamo. ¡Divino!


Impresionante no es la palabra ni el sentimiento. Impresionante es la filosofía del desfile. Cabello ébano reluciente como el marfil, tez maquillada con polvo de arroz y ojos enmarcados por un arco iris flúor que ondeaba entre el verde neón, el rosa flúor y el amarillo Lore… Palabra de honor en el bajovestido color crema de raso salvaje con enaguas de tul francés y seda roja, seda pasión, seda sangre para el manto decorativo. Adornos vegetales de tonos verde Amazonas, pequeños ribetes blanco roto y peonías caleidoscópicas de raso créme…


Maravilloso vestido de estilo victoriano ( cuando la combinación rosa-gris era el auge de la sofisticación) con cascadas de volantes plisados de ambos tonos cayendo como una condecoración francesa. Corsé brocado en azul metálico con detalles japoneses, abanicos repujados, flores de lis abiertas… sobre uno de los diseños que Anna W. adoró. Escote doble en palabra de honor que concluía con una majestuosa cola de volantes y gasa en la espalda. Maquillaje “suave” y recogido ondulado en tonos miel con cejas enarcadas…


Tocado New Look, falda con volumen a partir de la cadera en tonos verde guisante, crema, rosa, orange, terre, blanco y beige combinado con una falda tubo de lino Delphos con acabado satiando y una chaqueta New Look 40´s con corte imperio en el pecho cerrado con un broche en forma de la flor de la fertilidad y hombreras de satén. Maxipamela, maxiplataformas y maxipendientes realizados en rafia, strass, escarcha y tela combinado con un recogido victoriano concluyente en una cascada de bucles noir…


Uno de mis diseños preferidos es este impresionante vestido reminiscencia de la pasada temporada diseñado en degradé de rojos: rojo sangré, rojo fuego, rojo pasión, rojo celos, rojo Valentino, rojo carmesí, rojo púrpura, negro empapado en sangre y negro… Un vestido con multitud de pliegues y recursos escondidos que acaba con unos interminables guantes Gilda y un abanico digno de Maria Antonieta. Collares de perlas traídas de los últimos paraísos vírgenes adornadas con lazos de gasa, lágrimas negras y diamantes sangrientos…


El más europeo de los diseños sea, a la vez, el más excéntrico con una combinación de índigo y púrpura, de bordados en oro, de candencias de seda, de pliegues de raso. Cola plegada en forma de abanico geométrico, Escote cascada ceñido por un corpiño brocado en dorado de escote generoso, estola de zorro ártico y tocado de faroles de seda. Impresionantes pendientes de perlas en cascada de silo Happy 20´s; recogido altivo y distante enmarcado por un aura de superioridad y fuerza. Mujer Galliano!


Un maravilloso diseño digno de una novia. Capas de gasa, de tul y de raso se agolpaban sobre un renacido miriñaque y un útil polisón de satén. Un escote generoso oculto bajo el lenguaje secreto de un abanico de la seda de las mariposas japonesa brocado, transparente, opaco… Un halo de misterio, un instante de duda y el toque original y decadente de las viejas umbrellas de sol recogidas, esta vez, en un lapidario tocado de seda. Rostro nevado pero cuajado de las más bellas perlas, bellas, lejanas, inconclusas… Geniales y místicas, lindas y chics, obsoletas y tendenciosas…


Oui John! Has triunfado como lo hizo el estratega por excelencia, mobiliario oversize en lo que ha sido quizá un intento de hacer gala del instinto “petite” del héroe Napoleónico. Siempre, siempre, siempre viva Francia y viva París! ¡En Dior no tenemos restricciones, en la posguerra monsieur ideó faldas de más de tres metros de vuelo cuando las mujeres gastaban cupones de racionamiento en las ansiadas medias, tachados de frívolos e incongruentes. Siempre hemos triunfado! Llevas 10 años querido, te quedan otros tantos de trabajo y recuerdo! Viva John! ”Holly dixit…

!Feliz Décimo Aniversario John! !Feliz 60 aniversario Dior! !La Costura Renace!

3 comentarios:

Miss B dijo...

Hola Holly
exquisita colección y tus comentarios, tan completos! me vuelve loca el vestido capa con estampado de espuma de mar. ¿cuál fue tu modelo favorito?
muchas gracias por contarnos los entresijos de la haute couture de paris.
un beso!

MDT dijo...

Me encantó este desfile, no sé pero tengo que tener una parte asiatica escondida, me pareció impresionante

Y gracias por el estupendo reportaje que has publicado, lo he disfrutado como una enanita =))

Bss

Saturday dijo...

Concuerdo con la srta a en que son obras de arte, impresionantes, mis favoritos son el rosa y gris y el degradé de rojosss...ohhh mon dieu!